ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Cero incidentes de transmisión de COVID-19 desde superficies impresas según investigación. Dura más en superficies lisas y no porosas. 26 / 03 / 2020

Cero incidentes de transmisión de COVID-19 desde superficies impresas según investigación. Dura más en superficies lisas y no porosas.

Por Earl J. Wilkinson Director Ejecutivo y CEO de International News Media Association (INMA)

No ha habido ningún caso en que el COVID-19 haya sido transmitido desde un periódico impreso, una revista impresa, una carta impresa o un paquete impreso, según los mejores médicos y científicos del mundo.

En los últimos días, INMA (Asociación Internacional de Medios de Noticias por su sigla en inglés) ha recibido algunas preguntas acerca esta probabilidad científica, para lo que citamos las orientaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud en el tema. Aunque esta pandemia genere una especie de paranoia sobre todo lo que tocamos, permítanme presentarles lo que INMA sabe.

Este artículo resume la investigación y orientación de 4 fuentes que desacreditan estas preocupaciones, - Organización Mundial de la Salud (OMS) - El Periódico de Infección Hospitalaria - Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIH) - Centro John Innes

Argumentaremos esta investigación con fuentes secundarias y los comentarios de nuestros propios editores para concluir que el papel del periódico es una superficie segura en la crisis actual.

Qué muestra la investigación científica Respecto a recibir un paquete desde un área donde se ha informado la presencia de COVID-19, la OMS establece lo siguiente: “la probabilidad de que una persona infectada contamine productos comerciales es baja y el riesgo de contraer de contraer el virus desde un paquete que se ha movido, viajado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo”.

Hartford Healthcare lo expresó sin rodeos: “No se preocupe por las entregas a su casa. Los coronavirus no duran mucho en los objetos”.

Los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos dicen que “puede ser posible” que una persona se contagie de COVID-19 al tocar una superficie que tiene el virus, “pero no se cree que esta sea la forma principal de propagación”.

Las declaraciones de la OMS y los CDC suenan como una cobertura de lo desconocido, que es suficiente en estos tiempos. Sin embargo, el hecho es que no ha habido incidentes de transmisión por medio de materiales impresos. Un estudio del Instituto Nacional de la Salud (NIH), Centros para el Control de las Enfermedades (CDC), Universidad de California en Los Ángeles (UCL) y los científicos de la Universidad de Princeton publicado la semana pasada en el New England Journal of Medicine mostró la estabilidad variable del coronavirus en diferentes superficies. A través del aire, plásticos, acero inoxidable, cobre y cartón, el nivel más bajo de transmisión de coronavirus era a través del cobre, por su composición atómica, y el cartón, presumiblemente por su naturaleza porosa. (The Economist tiene un gráfico fantástico que ilustra este estudio).

Al enfatizar que el virus se transmite por aire, los investigadores duplicaron estas gotas y midieron cuánto tiempo permanecieron infecciosas en las distintas superficies. El coronavirus dura más en superficies lisas y no porosas. Investigadores descubrieron que el virus aún es viable después de 3 días en plástico y acero inoxidable. Sin embargo sostienen que no es tan siniestro como parece, ya que la fuerza del virus disminuye rápidamente cuando se expone al aire. Debido a que pierde la mitad de su potencia cada 66 minutos, es sólo un octavo de lo infeccioso que era cuando cayó sobre la superficie después de 3 horas. Los investigadores encontraron que seis horas después, la viabilidad es solo de un 2% respecto del original.

El virus no es viable en cartón después de 24 horas, y las buenas noticias aquí son que, como en el plástico y el acero inoxidable, su potencia disminuye al contacto con el aire. Para el papel de periódico, que es mucho más poroso que el cartón, la viabilidad del virus es probablemente aún más corta.

En un artículo del 13 de marzo de The Washington Post, Joel Achenbach lo dijo en términos simples: “En el exterior, en superficies inanimadas, el virus perderá gradualmente su habilidad de ser un agente infeccioso. Puede secarse, por ejemplo. Puede degradarse al estar expuesto a radiación ultravioleta del sol. Una persona estornudando en una superficie puede depositar miles de partículas de virus, y algunos pueden mantenerse viables por días. Aun así, la probabilidad de infectarse de persona que tome contacto con el remanente de ese estornudo disminuye con el tiempo, porque la mayoría de las infecciones son el resultado de una gran carga viral”.

El experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Cornell, Gary Whittaker, dijo a The Washington Post que normalmente se requiere de “un ejército de virus entrando” para romper las barreras de defensa naturales del cuerpo humano, refiriéndose a que la transmisión de superficies es de baja probabilidad.

En el mismo sentido, en una entrevista con BBC Radio de Escocia, el virólogo del Centro John Innes, George Lomonossoff, quien usa biología molecular para entender el ensamblaje y propiedades de los virus en el Reino Unido, desmintió la idea de la transmisión a través de periódicos impresos: “los
periódicos son bastante estériles por la forma en que son impresos y el proceso por el que pasan. Tradicionalmente, las personas han comido fish and chips (pescado con papas fritas, comida típica inglesa) en papel de diario por esa misma razón. Toda la tinta y la impresión los hacen considerablemente estériles. Las probabilidades de contagiarse a través de ellos es ínfima.

Cómo los editores de noticias están reaccionando y comunicando - Entrega a domicilio: en un nivel básico, han proporcionado desinfectante para manos y toallitas desinfectantes para el personal a cargo de la entrega, y dejan los periódicos afuera de los edificios. - Distribuidores de una sola copia: he escuchado de medios que ofrecen guantes, mascarillas y desinfectantes a los quioscos, distribuidores y vendedores callejeros, aparentemente para la protección de sus trabajadores. Sin embargo, sospecho que es más para la tranquilidad de los clientes que quieren comprar periódicos impresos y revistas. - Avisos sobre los procesos de impresión: The Wall Street Journal incluyó en sus ediciones impresas un aviso que hace referencia a su proceso de producción de papel, señalando que está mayoritariamente automatizado y el riesgo es bajo. - No olvide nuestra versión digital: por precaución, los editores están haciendo hincapié en sus servicios de la versión digital para aquellos que todavía están preocupados por el papel periódico, algo que ya está siendo promocionado en hoteles. - Envase en bolsas de plástico: si bien muchos medios han estado reduciendo su uso de plástico en los últimos años, éste puede ser necesario para la entrega a domicilio de buena calidad en algunos mercados. Como ya señalamos, no hay ejemplos de plásticos portadores del virus.

En otras palabras, adicionalmente a la investigación científica acerca de la porosidad de las superficies y la particular esterilidad del papel de periódico, los medios están tomando medidas extra para asegura que los diarios no sean tocados por manos sin protección al momento en que el producto llega al consumidor.

Lo que no me queda claro es si es mejor comunicar de manera proactiva a los clientes la noticia de que no existe transmisión a través de los diarios impresos. Hay algunos casos en que los medios han enviado información para tranquilizar a sus lectores, y que ha tenido un resultado contraproducente, pues han cancelado la suscripción a la versión impresa. Solo puedo suponer que los lectores no habían pensado en la posibilidad de transmisión por esa vía hasta que el mismo medio se las mencionó. En cambio, ha habido otros casos en que se ha puesto la información a disposición de los lectores cuando ha surgido la pregunta sobre la posibilidad de transmisión.

Conclusión Toda la evidencia científica sugiere que las superficies porosas, en las que se incluye el papel de diario, están a salvo del coronavirus:
- No se ha reportado ningún caso de contagio de COVID-19 por medio de periódicos impresos. - La investigación científica reciente sobre la transmisión del virus a superficies inanimadas sugiere que las superficies porosas tiene el menor potencial por el menor período de tiempo. - Los periódicos son aún más estériles, debido a la tinta y al proceso de impresión por el que pasan. - Los medios están tomando medidas para proteger a sus clientes a través de medidas de salud y seguridad en las plantas de impresión, centros de distribución, quioscos y entrega a domicilio.

Sugerimos que estos sean temas de conversación que se distribuyan al personal de los medios a medida que los clientes pregunten. Tenga cuidado de elevar estos temas, que pueden crear, sin darse cuenta, temores donde no existe evidencia científica que los justifique.

Lo anterior fue ratificado también por el Dr. Rick Stunt, doctor en física y química, director del Group Paper para DMG-Media en Londres, en un webinar para medios realizado por el World Printers Forum (de WAN-IFRA), sobre las consecuencias del COVID-19 sobre el papel (este miércoles 24 de marzo). Stunt se refirió a la logística del papel en los tiempos de pandemia, desde su producción, traslados, y distribución, lo que disminuye aún más la posibilidad de contagio. Agregó que en la producción de periódicos intervienen muchas sustancias químicas en las tintas y eso también los hace aún menos propensos para almacener virus. “El COVID-19 tiene corta vida en el papel, puede estar más tiempo en el plástico cuando el diario es embolsado”, sostuvo Stunt

Revisa el artículo en inglés aquí: https://www.inma.org/blogs/earl/post.cfm/zero-incidents-of-covid-19-transmission-from-printsurfaces?_zs=XvltN1&_zl=a8re5