ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Empresas periodísticas y comunicacionales se enfrentan a Google y Facebook por la participación en el mercado publicitario 03 / 08 / 2017

Empresas periodísticas y comunicacionales se enfrentan a Google y Facebook por la participación en el mercado publicitario

La posición dominante que Facebook y Google ejercen en el mercado publicitario –que según datos del portal AdvertisingAge alcanza un 98% de la inversión–, ha generado preocupación entre algunas agencias y casas editoriales. Ambos grupos han ejecutado diversas medidas para combatir a los colosos digitales.

Ejemplos de aquello fue la demanda federal que la News Media Alliance, una unión que supera las 2000 compañías –entre las que se encuentran el Washington Post, el Wall Street Journal y el New York Times–, que presentó el 9 de julio de 2017 una demanda federal ante el Congreso con el fin de poder negociar de manera colectiva con Google y Facebook el futuro de la industria. En la querella se apunta a la violación de las leyes de competencia (“anti-trust laws”) que los dos grupos digitales han realizado.

Esta estrategia, dirigida al duopolio conformado por dos de las mayores firmas digitales del mundo, no ha rendido frutos. Tal como demuestra BuzzFeed, Google y Facebook han aumentado sus ganancias en la primera mitad de 2017; hoy alcanzan el 64.6% de los dólares invertidos en soportes digitales dentro de Estados Unidos, según datos obtenidos en eMarketer

Para David Chavern, presidente de la News Media Association, no se ha logrado el objetivo buscado. El crecimiento que las dos empresas digitales han experimentado presiona cada día más a los medios tradicionales, los que se han inclinado a buscar ayuda directamente con el Gobierno estadounidense.

No solo medios tradicionales y agencias publicitarias han actuado sin éxito en este ámbito; cadenas televisivas, casas editoriales independientes y otros rubros ligados adoptaron una postura similar. Se llegó al extremo en el que algunos grupos como Johnson & Johnson, Verizon, y Walmart amenazaron con quitar la publicidad de Youtube –propiedad de Google–, medida que nunca se llevó a cabo o que, de ejecutarse, rápidamente se retractó.

El panorama actual solo entrega un vaticinio auspicioso para Google y Facebook. El valor que entregan a sus clientes –un acceso publicitario dirigido y segmentado a millones de usuarios–, es incomparable al ofrecido en otras plataformas.


Relacionado: Facebook da a conocer los avances de su plataforma de noticias digitales


La salida al mercado de Snapchat a la bolsa era la mayor esperanza de una alternativa publicitaria para los medios y agrupaciones comunicacionales. Aunque durante su apertura del 2 de marzo de 2017 se esperaban índices positivos, hoy la realidad muestra ganancias que se ubican 4 dólares por debajo del precio de apertura. Facebook actuó rápidamente al copiar los servicios ofrecidos por Snapchat, lo que solidificó aún más la posición de la firma presidida por Mark Zuckerberg.

BuzzFeed continúa su análisis del efecto del duopolio digital y muestra cómo las empresas que hace años comandaban la industria –, ESPN, Yahoo, HuffPost, Vocativ y MTV News– han tenido que reducir sus equipos a través de despidos.

Google y la competencia:

La WAN-IFRA preparó un documento que profundiza en los casos internacionales en los  que Google ha sido acusado de “antitrust”. En Europa la realidad ha sido distinta. Fue ahí donde en julio de 2016 se aplicó una multa de 2.700 millones de dólares por infringir las leyes de competencia (“anti-trust”). La razón detrás de la querella se basó en el servicio de compras de Google. Según la UE, el buscador de esta firma digital, que es el número uno del mundo, ofrece una “ventaja ilegal” a otros productos de Google, en detrimento de la competencia directa. La demanda se suma a la realizada en abril de 2016 contra el sistema operativo de celulares Android, por las mismas razones.

Brasil también presenta antecedentes en esta área. En 2013, Microsoft y los buscadores Buscapé y Bondfaro –competidores directos de Google–, se querellaron contra las firmas digitales norteamericanas por supuestos casos de “anti-trust”. La queja concreta radicaba en la posición dominante de la plataforma publicitaria de Google “AdWords”, en el mercado brasileño, lo que impedía a los avisadores invertir en otros motores de búsqueda. En 2015 Microsoft desistió de la querella tras llegar a un acuerdo con la contraparte. Las autoridades Brasileñas aún investigan las acusaciones de “anti-trust” en contra de Google.