ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Presidente ANP, Juan Jaime Díaz: “Las grandes plataformas digitales, Google, Facebook, son piratas de la información de los medios” 05 / 04 / 2019

Presidente ANP, Juan Jaime Díaz: “Las grandes plataformas digitales, Google, Facebook, son piratas de la información de los medios”

Con ocasión del aniversario número 75 del diario El Día de la Región de Coquimbo, nuestro presidente Juan Jaime Díaz, entrevistado por el periodista Oscar Rosales, se refirió a la realidad que enfrentan los medios de comunicación, señalando que con la revolución tecnológica que tenemos día a día, los cambios que se vienen son fascinantes, infinitos y permanentes.

Aquí les dejamos un extracto de la entrevista:

-¿Cómo están enfrentando la situación que viven los medios de comunicación impresos en el país y en el mundo?

“Hay personas que tienden a pensar que hay una especie de crisis en los medios de prensa escrito, pero yo no creo, soy optimista por naturaleza. Hoy día la situación está afectando a la televisión en forma muy importante y a los medios escritos, quizás la radio está viviendo un  muy buen minuto, pero en el pasado la radio también vivió momentos de complejidad. Soy un convencido que cuando vienen estos grandes cambios importantes, también se generan grandes oportunidades y los que van a salir victoriosos son los que están aprovechando las oportunidades a tiempo.

Tenemos que entender que los medios somos los grandes generadores de contenido. Ahora, a través de qué medios los vamos a difundir, creo que las multiplataformas son una de las claves de los medios que van a ser exitosos.

Lo que está en juego, la existencia de los medios de comunicación y particularmente de la prensa,  es algo a lo que no se le está tomando la dimensión en los representantes de la sociedad, llámese los distintos poderes del Estado, las empresas avisadoras. Señores, la verdad es que los generadores de contenidos son estos medios, porque las grandes plataformas digitales, Google, Facebook, son piratas de la información de los medios y muchos otros también lo son”.

-¿Y qué es lo que se pone en juego?

“Si nosotros no contamos con buena información, la verdad es que lo que está en juego es la democracia sana. Si no tenemos información importante, objetiva y con medios que tienen redacciones comprometidas con la sociedad, como diario El Día, está en juego la igualdad de oportunidades. No  podemos permitir que empiece a campear lo que son las famosas noticias falsas, que si bien han existido desde el comienzo cuando engañaron a Adán y Eva con la manzana, la verdad es que cómo se han ampliado en los últimos años a través de las redes, es una situación complicada y va a poner en jaque los valores que nos hemos dado como sociedad y veo a algunos que no se están dando cuenta”.

-Los cambios nunca habían afectado tanto en términos económicos a la prensa escrita ¿cómo ven ustedes la evolución que va a tener?

 “Venimos de una situación económica compleja a nivel país y a nivel internacional, creo que hoy se están viendo señales de un poquito mayor claridad. Hay una responsabilidad de las empresas avisadoras y hago un llamado a los que tienen que mirar estratégicamente hacia adelante, porque veo en ellas a personas muy jóvenes que están convencidas que tienen que defender una opinión respecto a que son más exitosos o no por una plataforma,  y los llamo no sólo a mirar eso sino que a mirar bien los números.

Tienen que mirar hacia adelante, porque si van a seguir apostando, para mi gusto erróneamente, en medios que no tienen el prestigio, que no tienen las redacciones preparadas para  realmente hacer periodismo, los medios como éste que son parte de nuestra organización, tanto de la Federación de Medios de Chile y de la Asociación Nacional de la Prensa, donde tenemos comités de ética y sistemas de autorregulación que permiten a nuestros lectores ejercer su legítimo derecho a hacer los reclamos correspondientes, son en definitiva sellos de calidad. Me gustaría ver que los otros medios tuvieran algún tipo de organización que se autorregulen respecto de su actuación, pero no la tienen”.

-Las noticias falsas ¿Cuál cree que es la forma ideal de enfrentar las fake news?

“Trabajar esto no es simple y requiere el compromiso de muchos y recursos. Yo veo como algunos medios están haciendo esfuerzos a nivel nacional y regional, yo trabajo en uno de ellos, El Mercurio, que están trabajando en ir denunciando las fake news. Creo que desde organizaciones gubernamentales, civiles, tienen que de alguna manera buscar ese grado de compromiso de buscar las instancias para que se genere este tipo de investigación. También en el mundo se están tomando los caminos adecuados, ya hemos visto que varias de las redes sociales, ellos mismos, frente a la presión que han ejercido los gobiernos, principalmente los europeos, están tomando algunas medidas. Lo hemos visto en el caso de Facebook que está eliminando prácticamente el 6% de su información; Google ha hecho algunos avances también y el caso de Whatsapp, que es otra de las redes sociales donde ya no se puede diseminar en forma masiva, ya hay ciertas restricciones. Por lo tanto, hay distintos caminos que se están tomando, pero queda muchísimo por hacer”.

¿Y cómo calibran la desaparición de medios en Chile, como las revistas que ya no están quedando en el país?

 “La desaparición de revistas o la disminución en tamaño siempre es una cosa dolorosa, porque muchas de ellas son muy buenas. También me he dado cuenta que gran parte de los medios nacionales que han reducido su equipo han tenido particular cuidado en que las redacciones periodísticas sean las menos afectadas. La salida de algunos medios es dolorosa en este proceso de ajuste. Pero si hacemos una mirada general en el mundo, hay medios que salieron, se fueron a digital y hoy día están volviendo. Doy un ejemplo, una revista muy importante de Uruguay que se llevó a digital hace algunos años y  ahora volvió. Hay un diario también en Brasil, que desapareció hace algunos años y ahora dejó esa plataforma digital y volvió a escrito. Esta es una historia que todavía está en desarrollo, lo importante aquí es que nosotros somos los generadores de contenido. El papel tiene muchas ventajas, lo digital tiene otras ventajas”.

-¿Cree que pueden convivir los dos perfectamente?

“Absolutamente, convivió el papel con la televisión, la radio con la televisión. Hay un cambio importante y lo hemos visto no solo a partir de los medios, que es la participación más activa de la sociedad. Los medios teníamos cierta relación con nuestros lectores, pero nos faltaba acercarnos, escucharlos. Las personas quieren participar mucho más en la discusión y en eso yo creo que a los medios nos pilló un poco de sorpresa, no hubo una reacción a tiempo”.

-¿Piensa que los medios no se prepararon adecuadamente o no tenía un plan B?

 “Creo que los pilló a todos de sorpresa. Usted hubiera pensado hace diez años que ese lector hoy día es un periodista en potencia, cuando vemos como opina en las redes, en su chat, en su grupo? Hubo una caja de resonancia enorme a través de las redes sociales y a los medios nos pilló un poquito en el aire”.

-¿Entonces se van a calmar las aguas en algún momento?

 “No, si pensamos que vuelve la calma, estamos fuera. Con la revolución tecnológica que tenemos día a día, los cambios que se vienen son fascinantes, infinitos y permanentes. Las redes sociales que estamos viendo hoy, en cuatro o cinco años no van a estar. Analícenlo con los jóvenes, yo tengo cuatro hijos y los más grandes están en un tipo de redes sociales que los más chicos no usan, los jóvenes empiezan a cambiar, por lo tanto, esto no se va a calmar, tenemos que adaptarnos.

El otro problema es que en general no estamos acostumbrados a pagar por lo digital. Entonces, se cambian las plataformas o se hacen  multiplataformas, tenemos en papel y tenemos digital, pero hoy las grandes empresas se sustentan por el ingreso que tienen a través del papel, porque la gente no está acostumbrada a pagar. Ese modelo se está transformando, los medios van a empezar a cobrar y hay un cambio cultural que también habrá que asumir. El tener buena información, el tener buenos periodistas, el tener gente dedicada a las comunicaciones, requiere también recursos para esas personas y eso independiente de la plataforma. La buena información es la que nos permite tomas buenas decisiones y  tener más oportunidades”.

Fotografía: Lautaro Carmona

Fuente: Diario el Día - http://diarioeldia.cl/region/medios-hemos-venido-enfrentando-largo-nuestra-historia-cambios-importantes