ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Las noticias falsas se propagan con mayor rapidez que las verdaderas 12 / 03 / 2018

Las noticias falsas se propagan con mayor rapidez que las verdaderas

En un artículo elaborado por El País, se profundiza en la gran influencia que ha tenido el factor humano en la proliferación de noticias falsas. Aunque usualmente se piensa que han sido los robots virtuales los principales actores detrás de este fenómeno, finalmente es la manera como la gente utiliza las redes sociales lo que termina propagando la información falsa.

“No son ellos (los robots) los culpables de que la mentira sea un virus mucho más infeccioso que la verdad: los culpables somos los usuarios humanos, que usamos las redes sociales como hemos usado cualquier otra cosa en nuestro pasado, con una mezcla explosiva de prejuicio, ignorancia y ceguera selectiva. Los bots somos nosotros”, asegura Javier Sanpedro, autor del artículo.

Otro factor que entra en la ecuación es lo que los norteamericanos denominan el “echo chamber” o cámara de eco. Esto se refiere a la mayor exposición de las personas a ciertos tipos de artículos, concretamente a los que son recomendados por sus amigos o conocidos. Lo que se genera como resultado es una reafirmación de los prejuicios que colocan a las personas con una opinión diversa como “enemigos”.

El peligro del videomontaje

FakeApp se denomina la aplicación que realiza videomontajes que preocupan por su fidelidad con la vida real. El New York Times elaboró una nota donde se ilustra cómo con esta aplicación se creó un video en el que aparecía una mujer con el rostro idéntico a la ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama. El video, de carácter pornográfico, se propagó por el sitio Reddit.com, lo que causó un gran revuelo en las redes.

“Los videomontajes son una de las formas más nuevas de manipulación digital, y una de las más susceptibles a utilizarse para difamar a políticos, crear pornografía vengativa o tender trampas a las personas para culparlas de crímenes. Los legisladores estadounidenses han comenzado a preocuparse por la manera en que esos videos podrían usarse como sabotaje político y propaganda”, se lee en el artículo.

Mira un video que demuestra la capacidad de FakeApp:

El peligro de este tipo de herramientas radica en la facilidad que el contenido adulterado puede ser compartido en internet. Si se tiene en cuenta el efecto “echo chamber”, se puede llegar a generar un caos informativo.

Eso fue lo que ocurrió el 14 de febrero de 2018, día del tiroteo en una escuela de Florida en Estados Unidos. Ese día apareció en la red un pantallazo de un artículo supuestamente publicado en BuzzFeed que apelaba a quitarles las armas a las personas blancas. Finalmente, tanto el autor como el artículo en sí eran falsos. Pero el daño ya estaba hecho, y el artículo falso se había compartido miles de veces. No sirvió que medios de prestigio desmintieran la información, ya que esta rectificación fue compartida en un grado mucho menor y llegó a una fracción de la audiencia desinformada.