ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Las respuestas del periodismo a las “fake news” 21 / 03 / 2017

Las respuestas del periodismo a las “fake news”

La WAN-IFRA reflexionó del papel de los medios ante la propagación de noticias falsas.

La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Prensa (WAN-IFRA en sus siglas en inglés) publicó un blog donde analiza el presente del periodismo en el mundo. Concretamente, se reflexiona del papel proactivo que las agencias de prensa deben asumir en contra de las noticias falsas.

Ejemplos como la campaña presidencial de Donald Trump y los artículos ficticios publicados en redes sociales han hecho surgir un nuevo desafío para los medios alrededor del mundo. La proliferación de noticias falsas –o “fake news” como se les conoce comunmente–, supone el desarrollo de nuevas estrategias para combatir la desinformación entre los lectores.


Quizás te pueda interesar: Organismos internacionales publican Declaración Conjunta Sobre Libertad de Expresión y Noticias Falsas


No siempre es fácil separar una noticia falsa de una verdadera. Aunque abundan ejemplos burdos que presentan un hecho ficticio como certeza, a veces la división no es clara; usualmente son casos en los que gobiernos dictan “verdades” oficiales, que en el fondo son un acto tácito de propaganda que estructura y naturaliza determinadas narrativas en el público.

Instalar el temor, promover un discurso político o simplemente generar dinero son algunos de los fines concretos detrás de esta estrategia comunicativa que apela a la confianza de los lectores hacia lo que significa y representa una noticia.

El “periodismo prefabricado” es el resultado de todo esto, un problema se acentúa ante el flujo creciente de información publicada principalmente en la red.


Quizás te pueda interesar: Wikipedia se suma a la campaña contra las noticias falsas


La fuente, elemento que determina la seriedad y veracidad de una noticia, generalmente no es chequeada por los lectores, lo que propicia un campo fertil para que hackers, grupos de interés y otros individuos instalen un discurso que se basa en lo irreal, que se propaga al ser compartido entre los usuarios de redes sociales.

Para Dana Boyd, investigadora del centro de investigación Data & Society de Microsoft, la situación adquiere complejidad cuando se denuncia publicamente; aquello suele impulsar la circulación de la noticia falsa. Como efecto colateral, se deteriora la imagen de los medios convencionales.

Los editores se ven obligados a tomar decisiones rápidas en medio del cambiante mundo de las redes sociales y los buscadores digitales. Las historias que llegan a los lectores por plataformas como Facebook suelen ser piezas aisladas y descontextualizadas, lo que se traduce en una baja credibilidad.

Para la WAN-IFRA, el lado positivo de las “fake news” es que ha puesto en evidencia la necesidad que tiene la prensa de crear métodos eficaces que respondan a las necesidades del público en torno a la verdad. Un ejemplo de ello son las organizaciones de “fact-checkers”, quienes entregan diversas herramientas para discernir entre una noticia verdadera y una irreal. Google está trabajando con instituciones en todo el mundo para comprobar la veracidad de las noticias en la web. Lo mismo que hace Facebook en paralelo.


Quizás te pueda interesar: Facebook y Google lanzan medidas para combatir la propagación de noticias falsas en internet


Nuevas alianzas entre agencias de comunicación y conglomerados digitales han surgido en países como Francia. “CrossCheck” es el nombre de la plataforma formada por medios de Estados Unidos, Reino Unido y 17 medios franceses, en conjunto a Google y Facebook. Un equipo capacitado para chequear la veracidad de las noticias mantiene un seguimiento detallado de las fuentes que sean identificadas como “dudosas”. Cada medio puede decidir si informar publicamente a los lectores en torno a posibles anomalías y falsedades. Esta información es compartida entre los medios participantes de la alianza, lo que sirve, en el peor de los casos, para alertar a los mismos periodistas si están en presencia de una historia prefabricada.

Para más información, accede a la noticia publicada por la WAN-IFRA (en inglés).