ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Los detalles detrás del escándalo de Facebook 21 / 03 / 2018

Los detalles detrás del escándalo de Facebook

Datos personales obtenidos por la red social fueron empleados por Cambridge Analytica con fines electorales.

Uno de los escándalos más grandes que ha enfrentado Facebook en su historia. Se trata de la utilización, sin consentimiento previo, de datos personales de 50 millones de usuarios, información que fue usada para crear estrategias electorales. Luego de que este escándalo se hiciera público, las acciones de la compañía norteamericana cayeron  6,77%, el peor descenso en cuatro años.

Todo comenzó con la acusación en contra a Cambridge Analytica, una rama de la consultora de origen británico Strategic Communication Laboratories (SCL) creada en 2013 a la que se culpa de haber obtenido y utilizado información de millones de perfiles de Facebook sin el consentimiento de sus usuarios. Según publicó The New York Times y The Guardian –diarios que destaparon la crisis– se cree que los datos obtenidos se emplearon para fortalecer la campaña presidencial de Donald Trump y aquella a favor del Brexit en Gran Bretaña. Fue Christopher Wylie, un ex trabajador de Cambridge Analytica, quien explicó cómo funcionaba el mecanismo detrás de toda esta trama. Wylie detalló cómo la información extraída de Facebook fue clave para crear avisos en la red social que estuvieran dirigidos a cada votante, según sus preferencias y personalidades. Facebook se enteró de esto en 2014, luego de que Wylie renunciara a Cambridge Analytica.

La génesis del mecanismo

La herramienta creada por Cambridge Analytica surgió luego de que Wylie lograra el apoyo del profesor de psicología de la Universidad de Cambridge Aleksandr Kogan, quien ideó “This is your digital life”, una aplicación capaz de extraer en grandes volúmenes la información personal disponible en Facebook. Bajo el pretexto de ser una aplicación con fines académicos, esta herramienta accedió a la información de los amigos de los 270.000 usuarios titulares, lo que en total supuso un grupo de 50 millones de personas.

Lo que no sabían los usuarios era que toda la información recolectada, sumada a los permisos que se le daban a la aplicación para disponer de los datos personales, fue clave en la generación de anuncios dirigidos y en la formación de un algoritmo que predice el comportamiento electoral entre los usuarios de Facebook.

La oportunidad que vio Trump

En 2016 Donald Trump contrató los servicios de Cambridge Analytica tras cancelar 6,2 millones de dólares. Alexander Nix, CEO de la consultora, reconoció en una cámara oculta que la compañía ha estado detrás de cientos de campañas electorales en todo el mundo. En las campañas, aseguró, se utilizaron diversos métodos de chantaje y soborno para lograr la delantera del candidato en cuestión. La gracia de los mensajes creados era que no eran abiertamente propaganda, lo que los hacía mucho más seductores y peligrosos al usuario promedio.

La conexión entre la administración de Trump y Cambridge Analytica se hace más explícita al ver cómo Steve Bannon, uno de los cerebros detrás de la campaña presidencial del actual Presidente de Estados Unidos, fue miembro del directorio de la firma consultora liderada por Nix. Bannon, quien fue despedido del gobierno norteamericano en 2017, también fue director de Breitbart News, un portal de noticias de ultra derecha. El mismo perfil tiene Robert Mercer, uno de los dueños del sitio y miembro del directorio de Cambridge Analytica. Él también fue uno de los colaboradores en la campaña electoral de Trump.

Facebook impactado

Lo que hizo Facebook una vez que supo los fines electorales con los que fueron usados los datos de sus usuarios fue suspender la cuenta de Cambridge Analytica y de Christopher Wylie. Mientras que la red social asegura que los datos fueron obtenidos al romper sus normas de uso, Cambridge Analytica sostiene que todo se hizo de manera permitida.

Por el momento, Mark Zuckerberg ha sido llamado a declarar ante el Parlamento Europeo y ante la Comisión Federal de Comercio de EE UU. El lunes 19 de marzo Cambridge Analytica suspendió a Alexander Nix de su cargo de CEO de la firma hasta que sea esclarecido el caso.