ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Prensa y publicidad: desafíos en la era digital 08 / 11 / 2017

Prensa y publicidad: desafíos en la era digital

En un artículo escrito por Miguel Ormaetxea para media-tics se refelxiona acerca del estado actual de la publicidad en los medios digitales. Si el paradigma hasta el momento han sido avisos que se interponen de manera intrusiva entre el usuario y el contenido, el mañana aparece incierto para las agencias de publicidad, las que según el autor deben reinventarse o arriesgarse a desaparecer.

Programas que permiten bloquear anuncios se han masificado. Se estima que son 200 millones de personas en el mundo las que utilizan este software. Solo en Estados Unidos, durante el último año, 69 millones de usuarios usaron bloqueadores de anuncios; esto significa un alza del 34,4% en comparación al año anterior.

Muchos de los editores de los medios digitales han combatido esta tendencia y han impedido el acceso a sus sitios a aquellas personas que utilicen bloqueadores de anuncios. Tal como ejemplifica Ormaetxea en su artículo, el periódico alemán Bild, medio que emplea esta medida, vio un aumento explosivo en la tasa de rebote en el sitio, la que subió de un 2% a un 40%. Por otro lado, el tiempo promedio empleado por cada lector en la página bajó un 6%.

Los mercados publicitarios online están llegando al máximo de su capacidad. La tasa de saturación de avisos ya no se puede seguir dilatando. Así lo anunció Facebook, empresa que espera que la tasa de crecimiento de los ingresos por publicidad virtual descienda bruscamente en el futuro. Gigantes como la empresa fundada por Mark Zuckerberg o Google pueden darse el lujo de continuar con su desarrollo en este mercado saturado. Su principal fortaleza son las gigantescas bases de datos que poseen de sus usuarios, datos que les permiten crear servicios para cada perfil de persona. El desafío para los medios, según Ormaetxea, estriba en el poder que tienen los editores cuando actúan como un bloque cohesivo, en conjunto, para así poder ofrecer paquetes atractivos a los anunciantes.