ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Presidente Federación de Medios, JJ Díaz, en IV Foro Futuro en Español: “No corresponde entregar la comunicación estratégica de una empresa a un tercero externo” 18 / 06 / 2019

Presidente Federación de Medios, JJ Díaz, en IV Foro Futuro en Español: “No corresponde entregar la comunicación estratégica de una empresa a un tercero externo”

Nuevamente la  Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes, el diario El Mercurio, la Embajada de España en Chile y el grupo editorial español Vocento organizaron el IV Foro Futuro en Español: Economía, comunicación y talento,  un encuentro para hablar de periodismo, esta vez titulado: “El cuaderno de bitácora de la comunicación”.

En un primer panel  sobre  El periodismo en la era de la desinformación”, conversaron Carlos Schaerer, director de El Mercurio, Fernando Belzunce, director editorial de medios regionales y revistas de Vocento y Bieito Rubido, director del diario español ABC.

Schaerer partió diciendo que está  optimista puesto que el 2018 por  primera vez se produjo una brecha entre los niveles de credibilidad y confianza entre los medios tradicionales y las redes sociales: “La gente empieza a tener un juicio más crítico y la idea de ese periodismo ciudadano que nos iba a desplazar ha quedado absolutamente desvirtuado”, expresó. Recordó también cómo hace unos años  los políticos trataron de prohibir el rating on line para la televisión, argumentando que eso bajaría el nivel y sólo se programaría de acuerdo a lo que el aparato  marcaba. “Pero –acusó el director de El Mercurio- no se dan cuenta que con las redes sociales están haciendo lo mismo, con una especie de people meter porque se guían por sus comentarios para actuar”.

Seguidamente, el director de ABC, manifestó que de la gran cantidad de información que circula hoy,  la mitad son datos  falsos y por tanto el desafío tecnológico actual es la velocidad.  Según el diagnóstico de Bieito Rubido, hoy la información  también sufre un síndrome metabólico: “hay sobre saturación de datos, algunos son pura grasa, comida chatarra en la información barata y mal reporteada, colesterol con medios de mala calidad, y nos hace comer/informarnos mal”. Por eso, a su juicio la  información no puede ser low cost y  entonces a esa inteligencia artificial  de millones de datos, hay que inocularle valores, universidad y  trabajar con las elites para producir en los medios un   pensamiento elaborado.

Por su parte, Fernando Belzunce  de Vocento  manifestó que es verdad que hay mucho gusto por las noticias falsas, como una necesidad de reafirmarse, pero el periodista debe ser firme y contar las cosas como son y no cómo le gustaría que fueran. Además, dijo que “no hay mejor producto que el papel para informar y leerlo y hojearlo con calma es  casi un ejercicio de mindfulness”.

Luego, en un segundo panel sobre “La comunicación corporativa en la era de la transparencia”, Juan Jaime Díaz, presidente de la Federación de Medios de Comunicación Social de Chile, debatió con Oscar Huerta, director General de REALE SEGUROS – Chile y Josué Sánchez, Comunicación LATAM de La Liga de Fútbol profesional.

Díaz  se refirió a la no siempre fácil relación entre los medios y las agencias de comunicación que “no me gustan”, dijo.

“La comunicación estratégica –sostuvo- es parte del negocio y los máximos ejecutivos deben mantenerla bajo su responsabilidad y  estar preparados  en forma consistente para difundirla; no corresponde entregársela a un tercero externo, más aún cuando ese externo tiene muchas compañías como parte de su cartera que los obliga a actuar a veces no de la manera más correcta o coincidente con  los valores de la misma empresa.”

El encuentro finalizó con un tercer panel sobre  Expedición al futuro de la comunicación inclusiva, en el que intervinieron Sebastián Villarreal, Subsecretario de Servicios Sociales, Raimundo Monge, director general de ESE Business School y Eduardo Couyoumdjian,  Director General Adjunto REALE Chile.  Todos coincidieron en que si bien se ha avanzado en términos de inclusión de diversas minorías, como las mujeres y los migrantes, aún falta bastante. Lo más importante es tener conciencia y dar el ejemplo, expresaron.

“La inclusión no se comunica,  se vive” remató Eduardo Couyoumdjian.