ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > The New York Times y cómo se hizo la portada repleta de nombres 25 / 05 / 2020

The New York Times y cómo se hizo la portada repleta de nombres

En lugar de los artículos, fotografías o gráficos que aparecen de forma regular en la portada de The New York Times, este domingo solo apareció una lista: un largo y solemne listado de personas que perdieron la vida debido a la pandemia de coronavirus.

Mientras la cifra de muertos por la COVID-19 en Estados Unidos se acerca a los 100.000, los editores del Times han estado pensando cómo conmemorar este hito nefasto.

Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico, quería representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas.

Las distintas secciones del Times han venido cubriendo vigorosamente la pandemia de coronavirus durante meses, pero Landon y sus colegas se dieron cuenta de que “tanto entre nosotros como seguramente en el público en general, existe algo de fatiga frente a los datos”.

Colocar 100.000 puntos o figuras de palitos en una página “en realidad no dice mucho acerca de quiénes eran esas personas, de las vidas que vivieron, de lo que significa para nosotros como país”, dijo Landon. Así que se le ocurrió la idea de compilar obituarios y esquelas de víctimas de la COVID-19 publicadas en periódicos grandes y pequeños de Estados Unidos, y seleccionar fragmentos vívidos de ellos.

Alain Delaquérière, un investigador del diario, revisó distintas fuentes en línea de obituarios y esquelas donde se señalaba la COVID-19 como causa de muerte. Compiló una lista de cerca de mil nombres provenientes de centenares de periódicos. Un equipo de editores de distintas secciones de la redacción, más tres estudiantes de periodismo, leyeron todos y seleccionaron frases que retrataran la singularidad de cada vida perdida:

  • “Alan Lund, 81, Washington, director de orquesta con ‘el oído más increíble’…”
  • “Theresa Elloie, 63, Nueva Orleans, reconocida por su negocio de ramilletes y broches detallados…”
  • “Coby Adolph, 44, Chicago, emprendedor y aventurero…”

Clinton Cargill, editor asistente en la sección National, fue “copiloto de edición” de Landon, seguido por el editor adjunto de diseño digital de noticias, la ingeniera de software, y 3 editores gráficos. Andrew Sondern, director de arte, estuvo detrás del diseño de impresión.

Dos ideas sobresalieron para la portada del diario: una cuadrícula con cientos de imágenes de quienes perdieron sus vidas a causa de la COVID-19 o un concepto “todo tipográfico”, que fue el escogido con un efecto  “enormemente dramático”.