ANP

Síguenos en

ANP > Noticias > Unión Europea impacta la web con nueva normativa de “copyright” 25 / 02 / 2019

Unión Europea impacta la web con nueva normativa de “copyright”

Entre los principales cambios, se introduce una tasa que pone un valor a todos los artículos utilizados por Google en “Google News”.

La Unión Europea (UE) estudia implementar una nueva versión de los derechos de autor, esta vez actualizados a las plataformas digitales. Tras dos años de discusión, se ha elaborado un nuevo reglamento que ha generado tanto adherentes como detractores. Se espera que el texto final sea ratificado en las próximas semanas en la Eurocámara, en lo que supone uno de los mayores cambios en el panorama digital europeo.

Entre los principales artículos, analizados en un artículo publicado por El Español, se encuentra el articulo 11 y el 13:

Artículo 11:

La reforma permite a los editores de prensa exigir compensaciones a los servicios de indexación de noticias, como Google News, y redes sociales como Facebook y Twitter. Es así que los legisladores esperan que los editores aumenten sus ingresos en un 10%. Esto podría generar conflicto con Google, tal como sucedió en España, donde el servicio de Google News dejó de funcionar.

Entre los detractores de la medida se piensa que la denominada “tasa Google” será algo muy similar a un impuesto sobre los enlaces, lo que podría limitar la capacidad de compartir información entre los usuarios digitales. Para la UE, la nueva normativa rescata el trabajo diario que realizan los editores en sus medios.


Relacionado: Impuesto al uso de contenido: Google advierte a la Unión Europea del cierre de Google News


Artículo 13:

Se refuerza la posición de los titulares de derechos a la hora de negociar y ser remunerados cuando se usan los contenidos generados por ellos. Es así como esto supone que tanto Google como Facebook deben comenzar a filtrar el contenido que comparten sus usuarios. Para esto, se deberán emplear tecnologías capaces que garanticen la localización de las obras protegidas, para luego pedir su licencia a los titulares antes de publicarlas en estas plataformas.

Mientras que las voces contrarias sostienen que esto no es más que un acto de censura, desde la UE creen que la nueva normativa es esencial para que los creadores de contenido reciban una remuneración justa por su trabajo.